no está satisfecha

TRUMP Y SU RUEDA DE PRENSA

SUS SORPRENDENTES RESPUESTAS

Publicado: 2017-02-17

Por: Dennis Falvy  

La Redacción de la BBC Mundo nos señala que en los Estados Unidos en una conferencia de prensa, el presidente Trump dio cinco respuestas sorprendentes y polémicas.

Trump  ofreció  su primera rueda de prensa en solitario desde que llegó a la Casa Blanca.  

Fue una comparecencia extensa y extensamente polémica. Duró una hora y cuarto y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se sometió a numerosas preguntas.

Trump ofreció este jueves un balance del "progreso" alcanzado durante su primer mes en el poder y en la que se enzarzó en una duros intercambios con algunos reporteros.

"Fue una conferencia clásica de la etapa de campaña de Trump. Por momentos estaba combativo, divertido, a la defensiva y jovial. El presidente a menudo se desvió por tangentes insondables hasta que finalmente regresaba a líneas y patrones familiares", dijo Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington.

 Y aunque incluso sus críticos le dan crédito por haberse sometido al interrogatorio, tampoco falta quien vio una estrategia para desviar la atención del escándalo de la dimisión de su consejero de Seguridad Nacional y los supuestos contactos de su equipo de campaña con Rusia.

En el encuentro, que no estaba previsto en la agenda presidencial, el mandatario intentó transmitir el mensaje de que ha estado trabajando activamente en cumplir con sus promesas electorales y en hacer ver que el gobierno ya funciona como "una máquina bien aceitada".

Pero la realidad fue que dedicó más tiempo a criticar a los medios que a hablar de sus planes de acción para el futuro. Y hubo momentos sorprendentes: a continuación te algunos de ellos.

1. "HEREDÉ UN DESASTRE"

Durante su introducción, Trump presentó una imagen oscura del país que recibió del gobierno de Barack Obama.

"Nuestro gobierno heredó muchos problemas en la administración y en la economía. Para ser honesto, heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero. Los trabajos se estaban escapando del país, bajos salarios", dijo.

La afirmación contrasta con el hecho de que al dejar el poder Obama, Estados Unidos llevaba 75 trimestres consecutivos creando empleo y que durante sus dos mandatos se generaron 11,3 millones de nuevos puestos de trabajo.

Y vale recordar que Obama llegó a la Casa Blanca en medio de la peor crisis financiera de los últimos tiempos, con puestos de trabajo desapareciendo por miles.

"Estoy aquí para actualizar a los ciudadanos estadounidenses sobre el increíble progreso que se ha hecho en los últimas cuatro semanas desde mi toma de posesión. No creo que nunca haya habido un presidente electo que en un periodo tan corto haya hecho lo que hemos hecho", agregó.

2. "LA PRENSA ESTÁ FUERA DE CONTROL"

Pese a haber convocado a los periodistas, Trump anunció que su intención era dirigirse directamente a los ciudadanos estadounidenses.

"Hago esta presentación directamente para los ciudadanos estadounidenses en presencia de la prensa", dijo el mandatario antes de volver acusar a los reporteros de deshonestidad.

"Tenemos que descubrir lo que ocurre con la prensa porque, honestamente, está fuera de control. El nivel de deshonestidad está fuera de control", dijo.

"El público ya no les cree", agregó más adelante.

3. DESCONFIANZA

Durante su presentación, Trump presumió del triunfo electoral que obtuvo en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, al alcanzar 306 votos en los colegios electorales (pese a haber perdido en el voto popular), y dijo que se trataba del mayor triunfo desde Ronald Reagan.

dijo no saber de ningún otro miembro de su equipo que haya estado en contacto con Rusia antes de haber llegado al gobierno.

La afirmación no pasó inadvertida.

"¿Por qué los ciudadanos deberían confiar en usted?", le preguntó un reportero de la cadena NBC tras hacerle ver que Reagan obtuvo 350 votos electorales, Barack Obama 365 y George HW Bush 426, por lo que su comparación no eran correcta.

"Es la información que he visto por allí", se justificó Trump.

4. "NO DEBO NADA EN RUSIA"

Pese a la reciente renuncia del consejero de seguridad nacional, Michael Flynn, tras haberse descubierto que mantuvo contactos indebidos con el embajador de Rusia en Washington, y a las informaciones publicadas por la prensa según las cuales hubo otros miembros del equipo de Trump que estuvieron en contacto con funcionarios rusos, el presidente estadounidense se desligó del tema.

"Pueden hablar todo lo que quieran sobre Rusia. Son noticias falsas (…) No debo nada en Rusia, no tengo préstamos en Rusia, no tengo acuerdos en Rusia", dijo.

Advirtió que la información "falsa" y "horrible" que la prensa publica sobre el tema hace "mucho más difícil" lograr un acuerdo con Rusia, algo que consideró beneficioso para Estados Unidos.

Y cuando le preguntaron sobre un barco espía de la armada rusa que fue detectado cerca de las costas de Connecticut, respondió: "La cosa más grande que podría hacer es destruir ese barco que está a 50 km de la costa. Todo el mundo en este país diría: 'Oh, él es tan grande'".

Sin embargo, al ser precisado sobre si podía afirmar que ningún otro miembro de su equipo estuvo en contacto con funcionarios rusos, evitó poner sus manos en el fuego. "Nadie que yo sepa", dijo.

5. "ORGANICE USTED LA REUNIÓN"

Por momentos, en la rueda de prensa se vivieron momentos realmente extraños.

Los  periodistas no quisieron perder la oportunidad de hacer preguntas al presidente Trump.

Uno de ellos fue cuando el mandatario pareció pedir una gestión a una reportera afroestadounidense que le preguntó si él pensaba incluir al Congressional Black Caucus, un grupo que reúne a miembros afroestadounidenses del Congreso de Estados Unidos, en unas reuniones sobre ciudades.

"¿Quisiera usted organizar la reunión?", respondió Trump.

-No, no, no. Yo solo soy una reportera.

-¿Son amigos suyos?

-Conozco a algunos…

-Adelante. Organice la reunión. Vamos. Me encantaría reunirme con el Black Caucus. Creo que es tremendo.

______________________________________________________________________________

QUOTE 

Sean Coughlan de la BBC nos advierte que es  la "posverdad", el concepto de "tejido de la democracia".  Una palabra para definir "el mundo al revés" de la política.  En eso se ha convertido la "posverdad". 

Fue la palabra del año, según el prestigioso diccionario de Oxford.

Y ha sido utilizada para tratar de explicar el instinto y la sensación anti-establishment que catapultó a Donald Trump a la presidencia de EE.UU. e hizo ganar al Brexit -la opción para salirse de la Unión Europea- en Reino Unido.

Oxford la define como el fenómeno que se produce cuando "los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creencias personales".

Pero, ¿qué significa esta nueva definición del mundo para los académicos y científicos que se ganan la vida tratando de establecer hechos objetivos?

El filósofo, humanista y pensador británico A.C. Grayling, quien hizo campaña por la permanencia de Reino Unido en la UE, contraria al Brexit, mira con horror la posibilidad de un mundo dominado por la posverdad.

Y hace una advertencia sobre la "corrupción de la integridad intelectual" y el daño "del tejido completo de la democracia".

EL ORIGEN

Pero, ¿de dónde viene la posverdad?

"El mundo cambió después de 2008", dice Grayling. Tras la crisis financiera, la política ha sido definida por un "tóxico" crecimiento de la desigualdad de ingresos.

erdad tiene su origen en la crisis económica de 2008.

Así como creció la brecha entre ricos y pobres, también aumentó un profundo sentido de disconformidad en la clase media, la que ha enfrentado un gran estancamiento en sus ganancias.

Con una corriente de resentimiento económico desatada, no es difícil "exaltar" las emociones sobre temas como la inmigración y sembrar la duda sobre los políticos establecidos, dice.

Otro ingrediente clave en la cultura de la posverdad han sido las redes sociales, asegura Grayling.

En ellas una opinión fuerte puede acallar evidencia.

"Todo el fenómeno de la posverdad es sobre: 'Mi opinión vale más que los hechos'. Es sobre cómo me siento respecto de algo", explica el filósofo.

"Es terriblemente narcisista. Y ha sido empoderado por el hecho de que todos pueden publicar su opinión".

"Todo lo que necesitas ahora es in iPhone", prosigue Grayling. "Y si no estás de acuerdo conmigo, me atacas a mí, no a mis ideas.

"Lograr articular una forma de ponerte en primera fila y lograr ser visto te convierte en una especie de celebridad".

"NOTICIAS FALSAS"

Las "noticias falsas" se pusieron de moda tras la elección de EE.UU., luego de que el presidente electo acusara directamente a medios de publicarlas.

Grayling advierte que el problema es una cultura online incapaz de distinguir entre realidad y ficción.

"Si pones las palabras 'existió el...' en Google, lo primero que te saldrá es 'holocausto' y los vínculos te llevarán a versiones de que no ocurrió".  

Este proceso es "corrosivo para nuestra conversación pública y para nuestra democracia" y advierte de una cultura donde unos pocos reclamos en Twitter tienen el mismo peso que una biblioteca llena de investigaciones.

RAÍCES INTELECTUALES

Desde la filosofía, las raíces de la posverdad se encuentran en el posmodernismo y el relativismo.

"Todo es relativo. Se inventan historias todo el tiempo, ya no existe la verdad. Se puede ver cómo esto decantó directamente en la posverdad".

Esto ha "abierto la puerta" sin querer a un tipo de política que no se hace problema con la evidencia.

¿Pero acaso no ha sido siempre así en la batalla por las ideas?

verdad) fue una de las palabras del año de 2016 según el diccionario de Oxford.

Grayling relata la historia de Adlai Stevenson, representante liberal en la batalla presidencial de EE.UU. de 1952.

"Le dijeron: 'Señor Stevenson, cualquier ser pensante de EE.UU. votará por usted'. Y él respondió: 'Genial, pero necesito la mayoría'". Y perdió la elección.

Pero el filósofo argumenta que ha habido un vuelco significativo, más allá de las fronteras de la rotación electoral, hacia algo fundamentalmente diferente.

Lo ve desde una perspectiva histórica, explicando que el escenario internacional se parece a la era volátil e intolerante de los años previos a la Segunda Guerra Mundial.

"Hay varias similitudes incómodas con los años 30", comenta.

"Esa gente se dio cuenta de que no necesitas hechos, simplemente puedes mentir".


Escrito por

dennis falvy

Economista de la Universidad Católica con un master en administración en la Universidad de Harvard; periodista en economía .


Publicado en